Google, Microsoft y Amazon pagan a AdBlock para que muestre sus anuncios

Muchos de los amantes de la personalización de sus equipos apuestan por la eliminación de los anuncios que aparecen en las diferentes páginas web mendiante la instalación de programas como AdBlock, con los que desaparece de nuestro navegador toda la publicidad que podamos encontrar en cualquier web.

Sin embargo, según hemos podido leer en el Financial Times, este tipo de aplicaciones podrían dejar de ser eficaces a golpe de talonario. Y es que el conocido medio estadounidense ha publicado que grandes empresas como Amazon, Google o Microsoft estaría pagando importantes sumas de dinero a AdBlock a cambio de que sus anuncios dejaran de ser bloqueados. Los bloqueadores de anuncios están suponiendo un importante problema para estas empresas, que han decidido solucionarlo con dinero de por medio.

e9401f386a2cd4f40546ea85c204c770_details_big

El curioso modelo de negocio de AdBlock

Teniendo en cuenta que un importante porcentaje de los anuncios de la web proceden de Google, esta noticia implicaría que el bloqueador de anuncios sirviera de más bien poco. Eso sí, para poder mostrarse a pesar del bloqueo los anuncios tendría que cumplir con unos requisitos de “anuncios aceptables” impuestos por AdBlock. Pero tampoco sería de extrañar que estos requisitos puedieran ser negociables en un momento dado con dinero por delante.

En realidad, el modelo de negocio de AdBlock resulta bastante curioso. Por una parte, lo que buscan sus usuarios es que desaparezca la mayor cantidad posible de anuncios de su navegador, pero por otro lado el rendimiento económico de la herramienta depende en gran medida de los acuerdos a los que llega con las grandes empresas para que sí se muestren. Un tira y afloja que por ahora parece que les está funcionando, aunque de seguir eliminando bloqueos los usuarios podría acabar por cansarse.

Google y AdBlock, condenados a entenderse

El caso más llamativo es el de Google, que no ha tenido una buena relación con AdBlock en los últimos años llegando a eliminar su aplicación de la Google Play Store. Sin embargo, parece que cuando duele el bolsillo ambas empresas no tienen problema alguno en sentarse a hablar para intentar llegar a un acuerdo fructífero para todos.

Google no puede permitir que sus ganancias, que proceden fundamentalmente de la publicidad, se vean dañadas por la aparición de una simple aplicación, y AdBlock no está en disposición de rechazar una oferta millonaria. Por lo tanto, parece que los acuerdos de este tipo pueden convertirse en bastante habituales.

Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados